REINA DE CALDEREROS. CARNAVALES 2012

Hoy es domingo de Carnaval. Hace muchos años que, por diferentes razones, dejé de participar activamente en ellos. Ni siquiera en los famosos Inauteriak de mi pueblo,Tolosa, en los que hace muchos años tantas veces perdí el sentido para pasar al otro del espejo y vivir la realidad con otra perspectiva. En cierto modo, frente al orden dogmático de la cuaresma eclesial, las carnestolendas – los días que preceden al miércoles de ceniza- eran propicias para gozar de la carne – en su sentido más amplio- y del don de la ebriedad – también en todas sus formas-  que diría el poeta Claudio Rodriguez.

Como única excepción, hace seis años, cuando todavía seguía vinculado a la Capitalidad Europea de la Cultura, las comparsas de Caldereros de Donostia/San Sebastián – que una semana antes con sus bailes y canciones anuncian la llegada del Carnaval- me invitaron a que saliera disfrazado representando a su reina, junto a mis damas de honor, Igor Otxoa, entonces Director Cultural, y Katerin Blasco Egia, responsable de comunicación.

Además de acompañar, subidos en una carroza, a las gitanas y caldereros de Hungría por las calles de la ciudad,  tuvimos que dar los discurso de bienvenida al Carnaval del año 2012 desde el balcón del antiguo Ayuntamiento en la Plaza de la Constitución.  Yo lo hice en castellano y las damas en euskara.

He aquí el texto que hasta ahora no había dado a conocer. Lo publico en mayúsculas porque así lo debí escribir para poder leerlo mejor. El tono jocoso esconde también cierta intención política.  No he encontrado por ningún lado la grabación del acto pero hay algunas fotos que dan buen testimonio de aquella fiesta o, mejor dicho, fiestón.   Seguir leyendo «REINA DE CALDEREROS. CARNAVALES 2012»

IMAGINARIO POPULAR NAVIDEÑO

Estos días navideños hemos vuelto a escuchar comentarios despectivos y han resurgido los debates locales y las trifulcas políticas en relación con las representaciones navideñas y la supuesta falta de legitimidad de algunas figuraciones contemporáneas que han intentado actualizar las “tradicionales” y, supuestamente, “auténticas” composiciones navideñas. Todos recordamos el lío que se organizó hace dos años con los cambios en las vestimentas y el estilo de la cabalgata de reyes madrileña –en el fondo otra escusa simbólica, parte de las guerras culturales, para atacar al gobierno de Ahora Madrid-; las discusiones sobre las reinas magas o los recién incorporados drag queen en la cabalgata de Vallecas.

Seguir leyendo «IMAGINARIO POPULAR NAVIDEÑO»

VIVAS Y LIBRES

En el Día Internacional de la Mujer, diversas asociaciones de más de cuarenta países han convocado en todo el mundo una huelga de mujeres para protestar contra el feminicidio, la explotación laboral y económica, la deshumanización y discriminación de las mujeres. Con esta iniciativa también pretenden impulsar un nuevo movimiento feminista internacional, que más allá del igualitarismo paritario, sea capaz de hacer frente al racismo, al imperialismo, al neoliberalismo y a la moral heteronormativa

Bajo las consignas de Vivas nos queremos, Ni una menos o Nosotras paramos es evidente que estas convocatorias son también las primeras respuestas internacionales a la ola de reacción ultraconservadora que se extiende imparable por todo el mundo. Los discursos nacionalistas de Trump en EE.UU., Le Pen en Francia, Geert Wilders en Holanda, Nigel Farage en Reino Unido, la aplicación de políticas conservadoras en Polonia o Hungría o la emergencia, de nuevo, de la derecha en Latinoamérica, desvelan el regreso de una vieja concepción supremacista que, frente a la amenaza de otros fundamentalismos religiosos como el islamista, insiste en proclamar la superioridad de la raza blanca, de tradición cristiana y que vive en familias convencionales, por tanto de condición heterosexual. Seguir leyendo «VIVAS Y LIBRES»

RECONOCER LA HISTORIA DEL FEMINISMO

Hace unos días tuve la ocasión de volver a ver Las sufragistas de Sarah Gavron, interpretada, entre otras, por Carey Mulligan y Helena Bonham Carter. La película cuenta la historia de un grupo de pioneras activistas inglesas que a principios del siglo pasado lucharon para conseguir el voto de las mujeres y, en consecuencia, situar las políticas de género, es decir las relaciones de poder entre mujeres y hombres, en el centro de la agenda política y social europea.

El pasado veinticinco de noviembre se celebró el Día Internacional contra la Violencia de Género. Esta jornada debería servir también para recordar que sigue siendo muy necesario reconocer y enaltecer las luchas históricas de las mujeres de todo el mundo que, a duras penas y en demasiadas ocasiones jugándose la vida, lucharon para conquistar los derechos básicos que el sistema patriarcal les había usurpado durante siglos.

ladies-inglesas

Parece mentira pero han transcurrido poco más de cien años desde que aquellas y otras valientes sufragistas contribuyeran a cambiar el rumbo de la historia. Su militancia heroica desafió la dominante hegemonía masculina que imponía su autoridad en todos los ámbitos de la vida. Seguir leyendo «RECONOCER LA HISTORIA DEL FEMINISMO»

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, DESHACER EL PATRIARCADO

Estos días, una vez más, han vuelto a aparecer en los medios de comunicación numerosos casos de mujeres inocentes asesinadas por hombres sin escrúpulos. Lamentablemente, más allá de las noticias cercanas, cientos de mujeres son asesinadas a diario en todo el mundo; las violaciones, los malos tratos físicos y psicológicos, depresiones y suicidios están presentes a diario en nuestra vida cotidiana; en consecuencia, también la “feminización de la pobreza”, el subempleo, las diferencias salariales, la discriminación y exclusión laboral son sistemáticos. En fin, todo un entramado complejo de discriminaciones personales, sociales y económicas que convierten a las mujeres en el blanco perfecto de la violencia machista.

Estas constates agresiones de todo tipo contra las mujeres, su condición subordinada a los hombres en la vida cotidiana, el papel secundario que todavía juegan en la política y, por tanto, en las decisiones que rigen el mundo, son consecuencia de una profunda injusticia que el dominio masculino perpetúa contra ellas.

El machismo asesino tiene una triple raíz ancestral: padre, patrón y patria (patriarcado, capitalismo y patriotismo) y sus conocidas instituciones reguladoras. Ya en el siglo IV antes de Cristo, Aristóteles nos enseñó que la imitación es el medio por excelencia para el aprendizaje. Lo que no intuyó fue hasta qué punto ese método de socialización de la experiencia podría llegar a hacer insufrible la vida de las personas que no encajaban con los esquemas de los comportamientos dominantes.

BUTLER DEF

Sabemos que la herencia cultural se manifiesta en múltiples rituales familiares y sociales. Lamentablemente esa transmisión de costumbres impone y perpetua los viejos ideales de las sociedades patriarcales. Judith Butler escribió en El género en disputa que el género es el resultado de un conjunto de leyes y de normas sociales que, mediante palabras, acciones, gestos y deseos produce y mantiene la ficción de la coherencia y del privilegio heterosexual reproductivo, provocando la ilusión de que las cosas siempre son así y no pueden ser de otra manera.

Por el contrario, la autonomía de la mujer -y por extensión la de todo ser humano- y su acción individual o colectiva siempre están ligadas a la crítica social transformadora o a la superación de las normas coercitivas. Esta ha sido durante décadas la tarea fundamental de los movimientos de liberación feminista, gays, lesbianas, transexuales y todos aquellos que desde las políticas de acción entendemos que los cuerpos también son herramientas de emancipación política.

En fin, si no se actúa radicalmente desde la infancia no habrá solución para detener esta lacra universal contra las mujeres. Mi ultima hija tiene casi diez años y aunque en su ámbito privado/público familiar intentemos darle una educación más o menos igualitaria – con las contradicciones que arrastramos todos los componentes de la tribu familiar- en la escuela, en un porcentaje muy alto, se sigue exponiendo a una educación tan convencional y binaria como hace décadas, con todo lo que implica; y no digamos lo que le ocurre en la sociedad donde queda(mos) totalmente expuesta a los mecanismos del consumo; es decir, la mejor manera para conducirla a su papel de «mujer» reproductora, esposa, princesa etc.. (no hay más que pararse un poco a analizar la publicidad y todo el imaginario audiovisual que nos desborda ideológicamente).

Creo que quede muchísimo trabajo por hacer, mucho más de lo que inocentes de nosotr@s nos creemos. Ya no valen solo las medias tintas de esas reformas humanistas por aquí y por allí que no atacan de raíz los problemas, ni la retórica electoral apresurada, cuando ocurre el ultimo asesinato. Las políticas de igualdad que se están aplicando no dejan de ser ejercicios de buena voluntad ante la inmensa labor que nos queda por hacer. Las medidas de corrección de la violencia masculina/machista deben aplicarse desde la infancia y en todos los ámbitos sociales. El contexto familiar, la escuela, los medios de comunicación, el ámbito social de convivencia cotidiana deben abordar el problema con mucha mayor radicalidad.

Hacen falta muchas medidas estructurales y más tajantes para que afecten de lleno a las instituciones que nos rigen y ordenan las vidas. Judith Buttler en su recopilación de textos publicados en Deshacer el género afirma que escoger y vivir el propio cuerpo implica, ineludiblemente, establecer el significado preciso de su autonomía respecto a las leyes naturales que intentan imponer determinadas concepciones esencialistas o incluso a las que emanan del Estado, que tratan de encerrarlo en una normativización indiscutible.

Hace tiempo que esa medidas están mil veces escritas. Son aquellas que a lo largo de estos dos últimos siglos ya han sido señaladas por el movimiento feminista. Solo hay que mirar en esa dirección y aplicarlas, así de sencillo, ni más ni menos.

PLAZ¡ FEMINISTA

En 1995 Plazandreok (ahora Plaz feminista) la plataforma electoral de mujeres feministas de Donostia/San Sebastián se presentó por primera vez a las elecciones municipales con la abogada Juana Aranguren Rica​ como cabeza de lista. El término Plazandreok, de difícil traducción al castellano, significa algo así como «mujeres de la plaza» o «nosotras (cercanía) mujeres de la plaza» (las que toman parte activa en la vida pública). En euskera existe la palabra «plazagizon» (hombre de la plaza) para referirse al hombre público pero no existía propiamente un nombre paralelo para nombrar a las mujeres, en la medida de que su vida se circunscribía al ámbito familiar. Las mujeres de Plazandreok inventaron aquel nombre para reivindicar una realidad desde el convencimiento de que lo que no se nombra no existe.

plaz 1

En el año 2007 tuvieron que incluir hombres por primera vez en su lista electoral municipal de acuerdo con la Ley estatal para la Igualdad efectiva, aprobada en marzo de aquel mismo año. La propia Juana me llamó para invitarme a participar y desde entonces me he prestado voluntario a formar parte de esta aventura electoral, que más allá de su relevancia cuantitativa – la verdad es que los resultados suelen ser testimoniales- supone una apuesta cualitativa por aprovechar los procesos electorales para hacer más visibles muchas razones por las que merece la pena seguir luchando.

Puede parecer retórico –seguramente lo será- pero no tengo ninguna duda de que la re-evolución tiene que ser feminista. De hecho, en gran medida, su programa electoral bebe de las mismas fuentes de indignación social que venimos padeciendo desde hace años y comparte las luchas por la regeneración democrática que también ahora se encarnan en otras candidaturas que aglutinan las diversas voces de la potencia post15M, con las que me siento muy identificado. Esta es la tercera vez que apoyo a Plaz¡feminista y parece que esta vez me han subido al cuarto puesto de una lista encabezada por Josebe Iturrioz, con la que a lo largo de estos años he compartido proyectos e iniciativas, desde que el colectivo Medeak comenzó a trabajar en Arteleku, coincidiendo con los talleres y seminarios de Paul. B. Preciado.

beatriz arteleku

Cuando me lo propusieron pensé que aquella oferta, que ahora se ratifica, bien pudiera haber sido una especie de reconocimiento por el trabajo de largo recorrido que estábamos haciendo, al unísono, en Arteleku y UNIAarteypensamiento​ para visibilizar las prácticas artísticas feministas, poner sobre la mesa de discusión pública las relaciones de dominio del poder patriarcal, la vulnerabilidad de los cuerpos y su redefinición colectiva en el marco de las luchas postcoloniales. En definitiva, un conjunto de líneas de trabajo transdisciplinares ,a largo plazo, que siguen desbordando las teorías feministas clásicas de la igualdad, las políticas de la identidad y de su representación y exigen nuevas estrategias de acción que reconozca la multiplicidad de frentes políticos, éticos y estéticos como fundamento de un nuevo contrato democrático.